Portón trasero eléctrico

Portón trasero eléctrico

​La apertura y el cierre automáticos del portón trasero resultan muy prácticos y, por ejemplo, impiden que te ensucies los dedos cuando hace mal tiempo. El manejo del portón trasero se adapta tanto a las necesidades de los usuarios, como a las relativas a la seguridad, implícitas gracias al manejo eléctrico. El portón trasero está equipado con protección anti-choque y puede controlarse con el mando, el botón del interior del vehículo o con los botones del propio portón trasero. Para facilitar el manejo de los usuarios más bajos se puede configurar la parte alta del portón trasero para que se abra individualmente. Esta posibilidad también resulta muy útil en los espacios bajos del garaje. Cuando se abre mediante el botón de la consola central o con el control de bloqueo remoto, el sonido intermitente acompaña el proceso para garantizar una mayor seguridad. El portón trasero siempre está equipado con el desbloqueo automático de la cubierta enrollable.