AMORTIGUADORES

Los amortiguadores son los encargados de asegurar que tu vehículo se agarre bien al asfalto, sea cual sea la circunstancia. Unos amortiguadores en mal estado pueden alargar la distancia de frenado en un 20%, provocar un desgaste irregular y prematuro de los neumáticos y comprometer la estabilidad del vehículo. Un cambio de amortiguadores contribuye a tu completa seguridad, además de incrementar la comodidad de los ocupantes del vehículo.

ŠKODA te recomienda revisar el estado de tus amortiguadores cada 60.000 km y comprobar para una posible sustitución cada 100.000 km o 7 años para asegurar que mantienen sus cualidades óptimas.

 

     

Vehículo de sustitución

Si tu vehículo está en el taller dispondrás de uno de sustitución para poder continuar con tu día a día. **

Recogida y entrega

Nos encargamos de trasladar tu vehículo a tu Servicio Oficial y lo devolveremos a la dirección que nos facilites. **

Transporte alternativo

Tu asesor de servicio te informará sobre los medios de transporte alternativos disponibles en cualquiera de nuestros Servicios Oficiales ŠKODA. **