Esta página es una página suplementaria de la página inicial. Haga clic en el botón para volver.

Volver a la página anterior

TODOS LOS DETALLES QUE BUSCABAS

OCTAVIA COMBI G-TEC DETALLES TÉCNICOS

Dimensiones del vehículo


Seguridad

Otras características de seguridad

El ŠKODA OCTAVIA COMBI G-TEC no hace concesiones en materia de seguridad. Este familiar compacto obtuvo en 2013 las cinco estrellas de la prueba de colisión Euro NCAP por sus características de seguridad ejemplares. Además de los sistemas de seguridad descritos anteriormente, el OCTAVIA COMBI G-TEC ofrece las características siguientes como parte de su equipamiento opcional o de serie:

› El EDL potencia la aceleración o la conducción en pendiente con poca tracción en una de las ruedas motrices.

› El XDS+ ayuda al conductor en las curvas cerradas y garantiza el comportamiento neutro del vehículo en las curvas dinámicas. El control electrónico simula la presencia de un diferencial de autobloqueo para mejorar la tracción y dirigir la dinámica en las curvas. Así, el vehículo toma las curvas con mucha más firmeza y naturalidad que antes.

› El ABS impide que las ruedas se bloqueen durante un frenado de emergencia o al frenar en superficies resbaladizas.

› El MSR contrarresta la acción de bloqueo de las ruedas motrices que puede producirse cuando el conductor desacelera en una superficie lisa.

› Aumentando la presión de frenado, la asistencia de frenado ayuda a los conductores en situaciones en las que es necesario activar el freno de emergencia. Esto puede reducir considerablemente la distancia de frenado requerida.

› El ASR garantiza un arranque y una aceleración suaves sin que las ruedas patinen en superficies resbaladizas.

› El control electrónico de presión de los neumáticos mantiene al conductor informado en todo momento de la presión de los neumáticos.

› El control de pendiente opcional ayuda a los conductores a subir cuestas de forma segura. El sistema se activa en pendientes del 5 % o más y garantiza un arranque seguro sin necesidad de utilizar el freno de mano. El sistema impide que el coche se desplace hacia atrás o se cale.

Las luces intermitentes de freno reducen el riesgo de sufrir un impacto trasero, especialmente al aproximarse a atascos en autopistas o al frenar de forma repentina ante un obstáculo inesperado.